DE LA BASURA AL ARTE
(Comentario Editorial del Mercurio 25-03-1993 acerca de mi primera exposición individual y mis primeros trabajos)
Tradicional y reiteradamente se ha hablado de materiales nobles en el universo del arte, incluyendo las artesanías. Se parte del principio de que ciertos materiales, por tener características especiales y fuera de lo común, ofrecen mejores condiciones al artista para transformar lo prosaico en bello, Personalmente soy escéptico en lo que respecta a la relación íntima entre los materiales y la obra definitiva. La obra final proviene de una interrelación entre el ser humano que posee dotes especiales para trasladar de su mente y sentimiento ideas y concepciones de belleza a la materia. En esta interrelación la parte más importante -con mucho- la pone el artista.
Luego de un largo y variado uso -algunas veces poco romántico- artefactos de metal se destinan a acrecentar los amenazantes basureros. Al desgaste propio del uso se añade el del tratamiento nada cordial y cuidadoso que estos objetos, que ya cumplieron su "ciclo vital", reciben. Dentro del contexto de nobleza y vileza aplicados a los materiales, la basura metálica que se ha ganado el despectivo nombre de chatarra, seria uno de los más
Innobles materiales para devenir en obra de arte. Pero la capacidad del nombre, su sentido estético de la vida, pueden hacer el milagro y transformar lo vil en asombrosamente bello.
                 
                                         
                     
                                                           
                                                 
                                                             
                    Patricio Salinas es uno de estos "milagreros". La obra que se exhibe en el Centro Interamericano de Artesanías y Artes Populares muestra en forma real y placentera las posibilidades del transito del basurero al museo, de lo ruin y despreciable a lo admirable, del estorbo y molestia a la admiración y al goce estético. Ollas y otros trastos duramente magullados e inservibles se convierten en cuadros impresionantes en los que la fuerza y la ternura se entrelazan como en "El Soldado de la Paz" o la pureza y la belleza ingenua hacen presencia como en "Campesina". Patricio no oculta las huellas de la chatarra, las conserva y con sus abolladuras logra efectos de textura sorprendentes, rescatando en ciertas áreas la nobleza del metal envilecido.
Si hay talento artístico, todo es posible. La chatarra no es un limitante para la crea-tividad. Al talento hay que añadir, "oficio" y disciplina lo que esta demostrado en las obras expuestas, gestadas y nacidas a lo largo de muchísimas lunas de perseverancia, esfuerzo, paciencia e imaginación.
                             
             
                                                       
             
Claudio Malo González
Director
Centro Interamericano de Artesanías y Artes Populares
CIDAP - Ecuador – OEA

                             
                                                                       
                                                       
       
   
   
 
   
   
                                             
                                                                     
RESUMEN PROCESO DE LA TECNICA DE REPUJADO Y CINCELADO EN CHATARRA
                                                                     
                                         
                                 
                                                       
                                                 
                                 
 
                                       
                     
                                     
 
      Recortes de prensa.  
                             
                     
                                                                 
                   
     
         
     
                                             
                                                     
           
     
     
     
 
         
       
   

ver video

 

       
     
VOLVER A LA PAGINA PRINCIPAL