PATRICIO SALINAS DIAZ
HomoFaber-HomoLudens
 
         
HomoFaber-HomoLudens

El arte se encuentra constantemente creando modelos, que desean estimular el discurso de la proyección hacia la totalidad. Con esta definición se hace poco adecuado trazar límites entre el arte serio y el arte recreacional, entre creación artística y obra de arte. El artista es siempre libre de experimentar y tomar instrumentalmente todo aquello usado o encontrado y reciclarlo, convirtiéndolo en una obra de arte.

Visto de esta manera, Patricio Salinas Díaz es un artista de constante actividad creativa y consciente trabajo en toda la extensión de su obra. El orfebre en cobre y plata, que encierra su persona, recicla utensilios de uso diario, tales como cucharas, tenedores, tapas de botellas, ollas, cacerolas, convirtiéndolas en joyas. Transforma lo desechado en instrumentos de creación artística y de esta manera se convierten en elegantes objetos de valor, de la contaminación surgen finos y sutiles cuerpos artísticos en piedras, metales y madera. Sus artefactos de libre creación los encontramos tanto en el bazar como en el museo. Patricio Salinas Diaz es en este sentido un artista chileno con identidad, el que cuan Homo Faber trabaja su arte, su entorno, su mundo para convertirlos en una obra de arte total.

Patrik, el Homo Ludens que vaga por la naturaleza, siempre buscando y que como los grandes maestros juega con el agua, el fuego, el viento, y es con esas fuerzas con las que logra sus expresiones de gran belleza. El recolecta piedras volcánicas, conchas, piedras, torcidas maderas, metales y piedras preciosas que son utilizadas en su obra. Finalmente recurre a grandes troncos de madera, los descorteza, elabora y con su oficio artístico descubre en ellos su propia imagen; la del romántico, tierno y sensible, que se expone a las tormentas ansiando el cielo. Todo aquello que Patrik recepciona y transforma se convierte en un testimonio de amor. Su sensualidad la traspasa a la tersa piel de las maderas como a las ocultas texturas y perforaciones de los metales. Su creatividad supera todos los límites de las disciplinas. El siempre se encuentra abrazado al mundo y en el abrazo lo modifica. Ambos, el Homo Faber y el Homo Ludens, se funden en esta constante creación de bellezas.

Friedhelm Lach.
Pintor, Escultor, Dramaturgo
Cientista del Arte Alemán